UNA HISTORIA DE AMOR EN HOLLYWOOD

//UNA HISTORIA DE AMOR EN HOLLYWOOD
UNA HISTORIA DE AMOR EN HOLLYWOOD 2018-01-28T18:39:20+00:00

Una historia de amor en Hollywood

Título Original | Original Title: Harold & Lillian: A Hollywood Love Story

Duración | Runtime: 94 min.

Idioma | Language: Inglés | English

 (Subtítulo en español) (Spanish Subs)

País |Country: Estados Unidos |USA

Año | Year: 2015

Director: Daniel Raim

Guión | Writers: Daniel Raim

Género | Genre: Documental |Documentary

 Clasificación | Rating: A

Sinopsis | Synopsis:

Los cinéfilos sin duda conocen el trabajo de Harold y Lillian Michelson, aunque no reconocen sus nombres. Trabajando durante mucho tiempo en el sistema de Hollywood en un bajo perfil, el realizador de storyboard Harold y la investigadora para películas Lillian, dejaron una huella indeleble en clásicos de: Alfred Hitchcock, Steven Spielberg, Mel Brooks, Stanley Kubrick, Roman Polanski y muchos más.

Movie fans know the work of Harold and Lillian Michelson, even if they don’t recognize the names. Working largely uncredited in the Hollywood system, storyboard artist Harold and film researcher Lillian left an indelible mark on classics by Alfred Hitchcock, Steven Spielberg, Mel Brooks, Stanley Kubrick, Roman Polanski and many more.

FESTIVALES

Selección Oficial del XV Festival Internacional de Cine Judío en México, 2018

Cannes Film Festival, 2015

Jerusalem Film festival 2016

DOC NY Film Festival 2015

 

Crítica

La verdad es que hacer películas es un proceso de colaboración tan profundo que cuanto más entiendes acerca de cómo funciona, más te das cuenta de lo poco que sabes. “Harold and Lillian: A Hollywood Love Story”, dirigida por Daniel Raim, es un apasionante y cautivador documental sobre el cine que arroja luz sobre dos de los héroes artesanos no reconocidos de Hollywood.

“Harold and Lillian” hace que quieras ver un documental completo sobre la historia oculta del storyboard. Sin embargo, esa es solo una dimensión de la película. Ofrece un incisivo testimonio del mundo cinematográfico de Mel Brooks, Francis Ford Coppola y Danny DeVito, pero también cuenta la historia del matrimonio de Harold con Lillian Michelson, que se convirtió en una investigadora de cine muy apreciada. Los dos tenían una unión de gran ternura, marcada por ondas de oscuridad, que duró 60 años, hasta la muerte de Harold en 2007.

La primera película que define Harold Michelson, comenzó cuando fue transferido a Paramount para esbozar los guiones gráficos de la obra bíblica épica de Cecil B. DeMille de 1956, “Los diez mandamientos”. Ahora vemos esos dibujos e incluyen todas las imágenes icónicas,  como el Moisés de Charlton Heston separando el Mar Rojo. Michelson describe la experiencia como dibujos a pedido, que luego iba pasando, a través de una serie de intermediarios, a las manos de DeMille en el set, quien insistía en no tener contacto directo con el hombre que estaba diseñando sus imágenes clave.

Raim le da a la película el flujo de una elegante historia corta, revelando lo suficiente sobre la vida de Harold y Lillian para transformarlos en un cuento de hadas de la vida real. El truco más ingenioso de la película es que toda su relación también se contabiliza en los guiones gráficos. Se presenta, en todo, como una serie de dibujos de carbón de Patrick Mate, que captura el optimismo espiritual que puede llevar a ciertas parejas al otro lado de los tiempos difíciles. “Harold y Lillian” es un regalo de San Valentín a lo que una vez atrajo a la gente a Hollywood e hizo que el lugar funcionara: un amor que era mucho más grande que ellos mismos.

Sobre el director

Daniel Raim, es un guionista y cineasta nacido en Isarel en 1974. Asistió al American Film Institute en Los Ángeles, donde estudió con uno de los colaboradores más respetados de Alfred Hitchcock, el diseñador de producción Robert F. Boyle. Los galardonados documentales de Daniel están inspirados en parte en las filosofías creativas de Boyle y el enfoque humanista del cine. Daniel es conocido por su trilogía de documentales sobre héroes olvidados de la Edad de Oro de Hollywood.

Su película debut, un perfil íntimo de Boyle titulado “The Man on Lincoln’s Nose” (2000), fue nominado para el Premio de la Academia  al Mejor Corto Documental. Su segunda película, “Something’s Gonna Live” (2010, 78 min), confirmó su talento como director y narrador y se estrenó en el AFI Film Fest. Something Gonna Live fue aclamado por la crítica durante su presentación teatral, y recibió una selección de Los Angeles Times Critics de Kenneth Turan. Su tercera película, “Harold and Lillian: A Hollywood Love Story” (2015, 94) se estrenó como una selección oficial del Festival de Cine de Cannes 2015, y fue nominada para el Premio Golden Eye.

Sobre los protagonistas

Harold Michelson fue ampliamente considerado como “El mejor ilustrador de la industria”, nació en 1920 en la ciudad de Nueva York. Sirvió como bombardero-navegante en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos de Norte Ámerica durante la Segunda Guerra Mundial, volando más de 40 misiones en Alemania. Después de la guerra, Harold trabajó como ilustrador de revistas mientras asistía a la Art Students League de Nueva York antes de trasladarse a Los Ángeles, donde ilustró carteles de películas. Finalmente se convirtió en ilustrador de Columbia Pictures antes de ser cambiado a Paramount Pictures, donde trabajó como ilustrador y artista de guiones gráficos para “The Ten Commandments” (1956), entre otras películas. Luego trabajó como artista de guiones gráficos en “Ben-Hur” (1959) para MGM y “Spartacus” (1960) para Universal Pictures.

Lillian Michelson nació el 21 de junio de 1928 y es conocida como bibliotecaria de Hollywood. Ha ayudado a guiar a algunos de los cineastas más brillantes a través de su trabajo como archivera y bibliotecaria de Hollywood. Ella es una leyenda certificable detrás de escena. Criada en un orfanato, Lillian eligió escapar del mundo sumergiéndose en Los cuentos de hadas de Grimm e historias de reinos de fantasía que terminaban con un: “felices para siempre”. De allí su fascinación por el mundo del cine, que posteriormente le llevaría a recorrer los caminos menos imaginados en su infancia.